27 de enero de 2006

Clamor de un pueblo

Pobre de mi pueblo traicionado,
pobre de sus sueños mancillados,
pobre aquel que no ha bajado la mirada,
pobre la hija abandonada.
Miran desde arriba y no hacen nada,
pasan años, ya ni queda la esperanza.
He visto un poco de sollozos y de espantos,
he visto mucho y no he podido ayudarlos.
¡Ay! mi pueblo que es llevado hacia el infierno,
que dolor no haber podido detenerlos.
Ya no hay nadie que nos guíe en esta tierra,
pues no ha bajado aquel que quizo defenderla.
Que tristeza me das pobre minero desgastado,
cuánto tiempo has trabajado sin descanso,
nadie ha visto que eres hombre de tantos años,
porque el de arriba es un pobre desalmado.
Años transcurren, unos van y otros vienen,
todos pasan y ya nada los detiene.
No es el hecho de que roben las finanzas,
es lo pobre de quien roba la confianza.
Como abusan de la ignorancia del pueblo,
más abusan y se hacen más eternos.
Hoy no existe ese sol en la mirada,
ya no hay más que una raza desamparada.
No viene ya quien quiera detenerlos,
sólo quieren conseguir también para ellos,
se reparte entre unos pocos el botín
y mi pueblo sigue oscuro y más que gris.
Lastima ese puñal del desespero,
que es no tener ni siquiera un pobre sueño.
Poco a poco te hundirás en el infierno
¡para aquel que explota un pueblo no hay un cielo!
Calla ya que no queremos escucharte,
haz debido convertir tu silencio en un baluarte.
El rencor sembrado sin conciencia,
nos conduce lentamente hacia una guerra,
tus órdenes nos han bañado en sangre,
no queremos ni siquiera recordarte.
Aunque marches y te alejes de esta tierra,
seguiremos sin remedio en la miseria,
no podemos hacer menos que odiarte
y quisiéramos salir de ésto triunfantes.
Pero aunque regrese a las miradas la esperanza,
seguiremos con la crisis en nuestras manos atada,
ya no hay modo en que podamos separarla
de ese sueño que tenemos del mañana.

Poema escrito el 27/V/2002, por mi persona: Lycette Scott

7 comentarios:

annya dijo...

Yo viví en Caracas hace 13 años atrás. Un país muy hermoso, con gente muy linda... de hecho me considero venezolana ya k al mes de nacida Caracas me acogió con sus brazos abiertos. Lamentablemente viajé para allá hace 2 años, y ya no era el Venezuela k conocí... k decepción.
Sin embargo tengo fé de k el país, vuelva a ser lo k fue, pork es un país muy hermoso, con gente muy linda y con muchos recursos para salir adelante...
Te quiero Venezuela!

SunriseTkila4Two dijo...

Hola Licette! Excelente post, me llamo la atencion la frase "Ya no hay mas que una raza desamparada" siempre he sentido algo parecido, que bueno saber que existen ciudadanos que sienten y sufren lo que pasa en nuestra tierra, ojala todo esto tenga un buen final!!

Saludossss desde aca!

Scott dijo...

Tristemente Perfecto. Sabes que hace poco leí, creo que en QTPD, un post acerca de extrañar a Venezuela. El post era de un venezolano que estaba viviendo creo que en España o en EEUU. Trataba sobre todas aquellas cosas que extrañaba, (diciembres en Sabana Grande, pisar Maiquetía y sentirte orgulloso, etc)y Hugo (creo que era Hugo) decía que era increíble como el también extrañaba ESA Venezuela, a pesar de seguir viviendo en ella. Eso de querer volver a tu pais estando en él, es muy triste. No sé si me explico bien, pero de verdad es duro el saber que siempre has querido vivir en una Venezuela que ya no existe y tener que conformarse con países que ni se acercan a la (antigua) hospitalidad venezolana, sólo porque te ofrecen la seguridad y la esperanza que en venezuela ya no existe.

La Hija de Zeus dijo...

Excelente post..
Pero que tristeza. Será que algún día tendremos la Venezuela que queremos?

Lycette Scott dijo...

Annya Yo quiero muchísimo a mi país de verdad, por eso me duelen tanto las cosas que están pasando con él.
sunrise sí me duele mi patria y mucho, no te imaginas cuánto..
Scott Estoy de acuerdo con él creo que más lo deseamos los que vivimos aquí que aquellos que, como tú, han tenido la oportunidad de irse a otros lugares, porque nosotros la sufrimos a diario.
zeucita Claro que sí, yo no pierdo la esperanza...

Depeco dijo...

"No viene ya quien quiera detenerlos,
sólo quieren conseguir también para ellos,
se reparte entre unos pocos el botín
y mi pueblo sigue oscuro y más que gris."

Lycette, no pude más que tragar grueso cuando leí estas líneas... que triste que se nos esté yendo de las manos (porque me niego rotundamente a pensar que ya lo perdimos) el país que tanto queremos... que como dicen los comentarios más arriba, ya lo extrañamos, y desde hace tiempo

Me da mucha rabia, y siento impotencia al pensar que esta gente no es más que una cuerda de lambusios que no tuvieron oportunidad de "comer" antes y ahora quieren "comer" todo lo que no pudieron en 40 años (ojo, sin decir que esos 40 años fueron lo mejor de lo mejor, porque tampoco lo fueron, pero se vivía más tranquilo)

Que hay algunos que de verdad crean en estos cambios (que ya tienen un bojote de años anunciandose y no los veo)pero los otros, los que de verdad nos afectan, no son sino los mismos blancos y verdes de antes que lo que hacían era, bueno, digamos corruptear, que siguen haciendolo vestidos de rojo (si, vestidos, porque no lo son), lo que más me molesta es que algunos aún creen que nos chupamos los dedos.

Me encantó el poema,tienes mucha sensibilidad social, una virtud que se está perdiendo, no dejes de escribir, y gracias por compartir esto con los demás, no podemos darnos el lujo de quedarnos callados

Un abrazo

Lycette Scott dijo...

Hola Depeco, yo también me niego a creer que ya perdimos nuestro país, porque lo amo y siempre pienso que si se recuperó Japón de La segunda guerra ¿por qué no podemos nosotros salir de esta crisis? la respuesta es que sí podemos y sólo nos falta la motivación para ello. Me alegra mucho que te gustara el poema y, la sensibilidad social, es una de las cosas que más me duelen de este gobierno el engaño al pueblo...

Publicar un comentario

Este es un espacio libre, en el cual puede expresarse a gusto y placer, por favor, conserve el buen vocabulario y el respeto hacia la autora y/o los demás lectores.
¡Muchas gracias!
Bienvenid@