19 de diciembre de 2007

Nosotros los humanos

Así llegamos al mundo los mortales,
algunos ansiosos aparecen anticipadamente
en medio de graves problemas y aparatos ominosos,
otros (los pacientes) aguardan nueve meses
y hasta más para aparecer.
Algunos vemos luz en medio de un gran dolos
horas de maldución y sudor materno,
otros en manos de algún científico loco
que nos abre las puertas del mundo súbitamente
utilizando látex y bisturí.
Todos llegamos con una capa gris
que cubre nuestros ojos para evitar
el impacto de abandonar el líquido materno
para ingresar a un mundo incierto.
Cierta mano celestial nos marca
desde el inicio el día final de nuestro destino,
éste es el secreto mejor guardado
en toda la historia de la humanidad,
cuando llegamos sólo sabemos
que algún día hemos de marcharnos,
cuándo, cómo y dónde
son preguntas que encuentran respuestas
sólo en la llegada de nuestro último instante.
Aparecemos en diversas latitudes
algunos en la miseria extrema,
otros bañados en joyas y billetes,
predestinados siempre a grandes o pequeñas cosas,
todas importantes y con un sentido desconocido.
Venimos entre tambores, ruidos diversos,
silencio absoluto, filosofía, danzas,
sueños y, algunos entre decepciones.
Somos un menú variado para los espectadores:
blancos, negros, indios, morenos,
amarillos, puros y mestizos,
distintos por afuera nada más
diferenciados por las culturas impuestas,
pero en el fondo iguales hasta la médula.
Estamos llenos de diversidad:
razas, cultos, preferencias sexuales,
políticas, deportivas y culturales,
pero al final todos parte de una misma raza
que ha conquistado el mundo y deberá
preservarlo y protegerlo.
Tú y yo de frente,
nos vemos en un espejo
que nos devuelve un reflejo distinto:
nosotros mismos en los demás.
Iguales al llegar y no tan distintos al partir.


Lycette Scott

7 comentarios:

Gordi Gay dijo...

Muy bueno. Feliz Navidad Lycette. ;)

NeoGabox dijo...

La diversidad es lo que hace este mundo especial...
Gracias a Dios que no somos todos iguales... Y realmente al partir de este mundo para aquellos que se ven distintos las diferencias desaparecen...

Un abrazo monocromático para ti...
:D

Kareta dijo...

Ay nosotros los humanos! pudiésemos hacer mejor las cosas espero que algún día nos demos cuenta.

Feliz Navidad!!!

Un besote, Karelia

Lycette Scott dijo...

gordy Feliz navidad para tí también.
Gabo Exactamente amigo, somos iguales en esencia pero esas pequeñas diferencias enriquecen nuestras vidas a diario. Muchos abrazos.
Kare Algún día amiga, esa es una esperanza que nunca se pierde

Fernando dijo...

Bonito, y muy cierto, en la variedad esta el gusto, y en la diferencia el equilibrio y la armonía

ElPoeta dijo...

Lycette querida, lo has descrito muy bien, ese es el mundo y es bello que así sea; qué aburrido si todos fuésemos iguales, como clones uno del otro.. Besos, negrita,
V.

Lycette Scott dijo...

Fernando, Poeta Gracias por sus palabras me encanta que les gustara el escrito

Publicar un comentario

Este es un espacio libre, en el cual puede expresarse a gusto y placer, por favor, conserve el buen vocabulario y el respeto hacia la autora y/o los demás lectores.
¡Muchas gracias!
Bienvenid@