22 de marzo de 2008

TSJ rechaza legalización de uniones homosexuales

El 28 de febrero del presente año, la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, dictó sentencia frente a un recurso ejercido por la Asociación Civil Unión Afirmativa de Venezuela, en el cual se solicitaba una interpretación de las normas constitucionales que conceden efectos similares al matrimonio a los concubinatos y además se solicitaba un pronunciamiento en cuanto a si éstos amparaban también las uniones entre personas del mismo sexo.

Como era de esperarse el TSJ se pronunció de una manera bastante cerrada y se limitó a decir durante unas 30 páginas que las uniones de hecho equiparables al matrimonio y que pueden estar reconocidas son únicamente aquellas que están formadas por un hombre y una mujer, siendo su alegato final el siguiente "La Sala quiere destacar que la norma constitucional no prohíbe ni condena las uniones de hecho entre personas del mismo sexo, que encuentran cobertura constitucional en el derecho fundamental al libre desenvolvimiento de la personalidad; simplemente no les otorga protección reforzada, lo cual no constituye un acto discriminatorio en razón de la orientación sexual de la persona". La sala además limita los efectos patrimoniales de estas uniones a las existentes en el derecho civil para otros tipos de asociación, es decir que no puede existir asociación económica entre homosexuales como pareja.

El tema es sumamente delicado y más allá de que alguien pueda estar de acuerdo o no con el contenido de la sentencia, se debe destacar que la Sala hizo un análisis completamente restrictivo y literal de la norma, aún cuando la misma Defensoría del Pueblo le había solicitado que se pronunciare de acuerdo al principio de progresividad de los derechos humanos. El mayor error de la sentencia en mi opinión es que se dedica tanto a hacernos creer que no está discriminando que a todos nos queda claro que sí se está haciendo y adicionalmente se está dejando de reconocer (indirectamente claro está), que guste o no, las uniones de hecho entre personas del mismo sexo existen y se deja sin defensa a estas parejas, que no pueden heredar o simple y sencillamente asegurar a su pareja ¿quién puede negar que esa falta de protección y reconocimiento es una discriminación? yo creo que nadie.

Precisamente por eso la parte más enriquecedora de la sentencia fue el voto salvado por la Magistrada Carmen Zuleta de Merchán, quien fue la única magistrada en irse al fondo del asunto, quien entre otras muchas cosas interesantes afirma: " La interpretación de la mayoría, a mi modo de ver, parte de una falsa premisa: no obstante no prohibir ni condenar las uniones de hecho entre personas de igual sexo (página 26) niega las consecuencias jurídicas del derecho al libre desenvolvimiento de la personalidad dando por implícito un modelo constitucional de heterosexualidad obligatoria que desconoce los valores del Estado pluralista...(más adelante)...Hubiese sido mucho más enriquecedor para el debate constitucional si la disentida se hubiese dedicado a plantear las implicaciones éticas del reconocimiento de las parejas del mismo sexo (que la sentencia ni prohíbe ni condena); planteamientos que exigen respuestas jurídicas para colmar los vacíos legislativos".

Termina la magistrada su voto salvado con una conclusión que a mi parecer demuestra lo que es un sentido de verdadera preocupación por el colectivo, diciendo: "En fin, este voto disidente responde a una exigencia ética y pedagógica, cual es la de develar los temas prohibidos de la sociedad civil que empañan el desarollo del proyecto constitucional libertario, pluralista y sobre todo incluyente, y de reconocimiento progresivo de los derechos humanos propuesto en la Constitución que la Sala Constitucional tiene el deber de impulsar".

Finalmente quiero decir que sé que ha sido un post bastante largo pero me pareció importante compartir estos fragmentos, para que cada quien se hiciera una idea propia, si alguno de ustedes quiere leer la sentencia sólo tiene que hacer click aquí o enviarme un email solicitándome el texto de la misma y yo se la haré llegar en formato Word.

15 comentarios:

Mariale divagando dijo...

Comparto tu opinión en cuanto a que la insistencia en aclarar que no existe discriminación termina por confirmar que sí la hay.

Ya antes he comentado aquí en tu blog por qué estoy de acuerdo en la Ley permita y ampare las uniones entre homosexuales, y son precisamente esas que mencionas, por ejemplo, el hecho de poder heredar los bienes de la pareja cuando ésta ha fallecido.

No es justo que sigamos teniendo leyes que excluyen en lugar de incluir y proteger.

NeoGabox dijo...

Esos son los tipicos engaños en los que caen las autoridades de este país y creen que los venezolanos somos tan tontos como para creernoslo, lavarse las manos pronunciandose de esa manera es una falta... :S

Menos mal que este gobierno promueve la "pluralidad"...

"Abrazos Monocromáticos pa ti Negrita"

Milagros Sánchez dijo...

Ya hemos vuelto de vacaciones y queremos hacerte un obsequio porque además de tu participación también tenemos otras razones que exponemos en el blog. Pásate a recogerlo cuando puedas y esperamos que te guste.
Besos multicolores.

Birrilly dijo...

Intolerancia..............y falsedad en esas dos palabras para mi se resume todo el texto de 30 pags del TSJ, un beso y exitos mi bella.

bLanchE ʚïɞ dijo...

¡Qué poca madre de esos que legalizan leyes!
Lo bueno e importante aquí es que el amor verdadero no necesita firma de papeles y contratos, ¿no?

LuisBond dijo...

¡Qué chimbo que no lo aprobaron! Por cosas como estas es que nos damos cuenta que a Venezuela todavía le falta mucho para ser el país "moderno" que todos queremos. ¡Qué curioso que hayan rechazado la ley cuando mucha gente del gobierno es homosexual -sin ánimos de ofender, claro está, creo que todos sabemos quienes pues se han pronunciado públicamente al respecto. En fin, un abrazo negrita y nos estamos viendo.

RAMPAEL dijo...

Desgraciadamente, todavía hay mucho camino por recorrer.

New Sensation dijo...

Amiga qué te puedo decir después de leer tu post y darme cuenta que mi país aun sigue con una mentalidad de la ignorante época de la carreta. Países latinos como el nuestro y aun más conservadores: Argentina, Uruguay, Brasil y México, ya viven con la aprobación a la unión civil de personas ya sean del mismo sexo o no.
Claro, tienes aun sus detallitos (o sea no son aun 100% como los matrimonios tradicionales), pero por lo menos ya dieron un paso adelante!
No queda otra que seguir esperando a que Venezuela DE VERDAD avance!!
Saludos, Negrita!!

Anónimo dijo...

Por eso Dios hizo al hombre y a la mujer, para perpetuar la especie entre otras cosas.
No a la ilegalidad...
Saludos,
Reynaldo
rafifo19992000@hotmail.com

ElPoeta dijo...

Francamente, me parece un poco absurdo decir que no es discriminatorio cuando de hecho al establecer la distinción de se está discriminando... pero en fin, los jusistas encontráis la forma de que parezca razonable la cosa más absurda... y tú sabes, Negrita, que no lo digo por ti, preciosa. Qué bella estás en las fotos de Semana Santa. Te adoro, corazón. Mil besos,
V.

Lycette Scott dijo...

mariale Amiga es así, esos son los detalles que hacen necesaria una protección.
Gabo exactamente amigo, una completa falta.
milagros Segurísimo amiga.
Birri Es así amigo.
Blanche Si eso también es cierto amiga.
Luis Bueno nuestro país no es el único, pero una sentencias a´si hace que se vea muy lejos el día del cambio.
Rampael Es así mi amigo.
New Es así amiga, da como un sentimiento de frustración.
Anónimo Respeto tu opinión aunque no esté de acuerdo con ella.
Poeta Seguro que sí amigo, falta camino por recorrer y algún día será

Graciela de Palomas de Papel dijo...

Cariño, crees que con ese machote de presidente se pueden presentar proyectos en el Congreso de Venezuela???, imposible.
Por aquí por fin, dejan de hacerse los puritanos y permiten la unión de parejas de el mismo sexo.
Navegan los chuik, chuik y los abrazos atrápalos.

Lycette Scott dijo...

Graciela Eso es cierto, pero esas cosas no deberían influir además hay muchos rumores de calle de que más de un miembro del gobierno es gay

Escarlata Mix dijo...

Mmmmmm... el nombre de matrimonio corresponde a hombre y mujer y no hay variantes ni reemplazos al respecto.
Pero bien se pueden hacer uniones contractuales amparadas por ley para que la pareja homosexual goce de los beneficios como herencia y seguros de salud.
Lo que pasa es que como sea quieren llamar a una unión matrimonio y quejarse por ello cuando lo que realmente lo que importa es que la ley haga prevalecer derechos de pareja. Allì hay que apuntar.
En todo caso, reitero, también, como hombre, quiero un dia en la que se me homenajee, ya que las mujeres también tienen uno. Sinó, voy con otros amigos a meter bulla al congreso para que pierdan su tiempo inventandome un dia. La discusión con sustancia debe ir por otro lado. Abrazos.

Lycette Scott dijo...

Exacto amigo, la cuestión no es ni siquiera el matrimonio sino algún tipo de reconocimiento

Publicar un comentario

Este es un espacio libre, en el cual puede expresarse a gusto y placer, por favor, conserve el buen vocabulario y el respeto hacia la autora y/o los demás lectores.
¡Muchas gracias!
Bienvenid@