1 de enero de 2011

Bienvenido 2011

Así sin más transcurrieron 365 días de sobresaltos, creo que ninguna vida puede llamarse de tal manera si no ha sido bien vivida y bien sentida, en mi caso particular el 2010 dejó huellas y marcas imborrables, de algún modo logré por fin llegar al inicio de un año sintiéndome completamente en paz y en calma, esa sensación extraña que no sabría definir o explicar con exactitud, pero que me fascina. Es agradable además porque pasé todo un año trabajando en algunas cosas y visto hacia atrás desde este primer día del 2011, creo que las conseguí, siento de algún modo que he logrado madurar y mejorar algunas cosas, tomarme la vida con más calma es algo maravilloso, pero aparte de eso hay otras cosas que encuentro más importantes: la dicha de encontrarme en completa tranquilidad y alegría compartiendo con mis familiares y el placer de haber construído puentes y lazos con pocas personas pero que valen la pena, pudiendo decir hoy en día que tengo pocos pero grandes amigos, son cosas que el dinero no puede comprar.
Definitivamente me encanta mirar hacia atrás y sentir cierto vértigo, pero sobre todo, una gran tranquilidad, sin duda alguna mi parte afectiva del 2010 estuvo colmada de cosas buenas y ahora toca dar paso a cosas mejores, se trata de liberar espacios de cosas viejas e inservibles, de aquello que ocupa un lugar inútilmente, para abrir paso a la entrada de cosas nuevas y mejores, con la esperanza de encontrar muchas experiencias enriquecedoras.
¿La situación del país? Obvio que me preocupa y cada día más, pero me encuentro entre las personas que luchan día a día por construir un mejor país, que intento con una gran convicción hacer lo mismo que predico y actuar más de lo que callo.
En fin, es éste un post de divagaciones que busca darles la bienvenida a ustedes y a este nuevo año que nos abriga entre sus brazos, llena de buenos propósitos, expectativas y esperanzas, con la cara en alto y con una inmensa necesidad de desearles cosas maravillosas: salud y amor, porque siempre digo que con eso lo demás llega sólo, pero otras cosas también impotantes: la voluntad de luchar cada día por construir y lograr cosas mejores y la dicha de disfrutar cuando éstas lleguen.
Gracias 2010 por recordarme lo dichosos que somos aquellos que aún tenemos la facultad de disfrutar de las cosas más simples.
BONNE ANÉE 2011

3 comentarios:

elrincondelbicho dijo...

Negra... hola de nuevo.

Mira... si, el 2010 nos ha dejado muchas enseñanzas, y veo que ambos hemos reflexionado sobre él en nuestros blogs.

Bueno, espero que sigas escribiendo más seguido... y déjame decirte que estoy viviendo en Caracas... así que, si esta entre tu tiempo, un día de estos... púes avísame como te puedo enviar mi número de celular para hablar un rato. ¿Te parece?.

Un abrazo fraternal... y feliz 2011!trudg

Rosa dijo...

Feliz Año, espero que el 2011 este lleno de cosas buenas.

123 dijo...

¡FELIZ AÑO NEGRITA!

Para mi el 2010 fue un año de re'adaptación. Es rarisimo decir esto, pero es dificil re'adaptarse a la Sociedad Venezolana despues de estar tantos años fuera del pais. Confieso q´ es algo q´ todavia lo vivo pero ya estoy un poco más adaptada. ¿Q´tiene el 2011 para mí? la verdad nosé pero trataré de forjar un camino q' me lleve a un destino genial. Cuidate mucho y sigue con esa grandiosa paz y tranquilidad q' llevas por dentro. Un abrazote, Negrita Playera!!!! ;)

Bye bye ;)

PD: cuando vayas a Cata o Choroni, avisame please!!! Y vamos a ver si un fin de semana de estos me voy a Caracas y nos reunimos con el BICHARANGO Guaro Bello jajajaja.

Publicar un comentario

Este es un espacio libre, en el cual puede expresarse a gusto y placer, por favor, conserve el buen vocabulario y el respeto hacia la autora y/o los demás lectores.
¡Muchas gracias!
Bienvenid@