14 de abril de 2007

Medallas Vs. Diplomas

Escuchando la radio el viernes, mientras instalaban el retrovisor de mi carro que se lo llevó un motorizado como en diciembre, recibí con asombro la noticia de que la alcaldía del Municipio Guaicaipuro del Estado Miranda (vulgarmente conocido por todos como Los Teques), tiene planeado dejar de entregar medallas a los deportistas y reemplazar éstas con diplomas; dicha decisión obedece a que el costo de cada medalla (según explicó el director de deportes) oscila entre 7.000 y 15.000 Bs., razón por la cual se pretende reducir costos entregando diplomas que tienen un costo de 5.000 Bs. aproximadamente. Ante esta situación no puedo sino llenarme de asombro, en primer lugar porque se pretenden reducir costos en este aspecto, pero no duele gastar dinero en gorras y franelas con propaganda política, que tienen un costo apróximado de 25.000 Bs cada una. El asunto es el siguiente, si el gobierno quiere hacer propaganda política y gastarse millones en eso, ese es su problema, pero cómo es posible que los deportistas sean privados de sus medallas, mediante una vil excusa como la de reducir costos ¿es que este pobre país que tiene petróleo por montones no puede sufragar los gastos de sus deportistas? o será que no es suficiente todo el trabajo que tienen que pasar los deportistas nacionales que reciben poco apoyo de las autoridades para el correcto deselvolvimiento de sus actividades y que hasta tienen que hacer rifas y afines para sufragar los gastos de las competencias que impliquen viajes al exterior.
La propuesta me indignó, porque todos los que hemos sido deportistas sabemos que cada medalla ocupa un lugar especial en nuestro corazón, que muchos las colgamos como grandes trofeos y hay quienes hasta las mantienen pulidas, pero es que además cada medalla que gana un deportista es el fruto de un gran esfuerzo de mucho tiempo de entrenamiento, dietas y algunas otras cosas.
Finalmente me quedé pensando y llegué a la conclusión de que cada deportista debería recibir no sólo medallas, sino además diplomas por concepto de las mimas que pudiera incluir en su curriculum vitae.

5 comentarios:

Francisco dijo...

Hola Lycette; grave problema este, y me parece muy conocido porque acá en mi Chile Lindo, los dineros que deberían llegar para apoyar a los deportistas, se quedan por ahí en los bolsillos de algunos que hacen deporte aprovechándose de ciertos puestos designados a dedo por nadie sabe quienes.
Es una verdadera lástima, y como dije alguna vez, los latinos tenemos ciertas costumbres un tanto similares.

En todo caso para ti, de mí; un BESOTE, que te quiero mucho.

Bob dijo...

Ya nada me sorprense

Recuerdo que es preescolar me dieron una medalla (era de un material con el hacen las isignias de los colegios, no recuerdo), por unas olimpiadas que se hicieron, y el orgullo que senti fue grande, llege a casa y se la enseñe a mama y a papa, no me imagino el orgullo que sentira un deportista con una medalla de verdad

Saludos

Dr. Bob

ElPoeta dijo...

Me parece que hay cosas bastante más inútiles y superfluas en las que ahorrar que en hacer daño al deporte. Un beso, Lycette amiga,
V.

critica32 dijo...

jajjajja yo no tengo ni una medalla y soloun diploma que me regalaron jajjaja.
Negra me costo el izquierdo encontrarte.
Muy buena vida para vos.

Lycette Scott dijo...

Francisco que deplorable eso, acá el deporte ha mejorado mucho en los últimos tiempos pero nunca llega a ser como en los países desarrollados.
Bob Creo que si magnificas unas 100 veces eso que sentiste de pequeño, podrías imaginartelo.
Poeta ese es el detalle, un abrazo.
Crítica jajajajaja por qué te costó tanto? BVesos

Publicar un comentario

Este es un espacio libre, en el cual puede expresarse a gusto y placer, por favor, conserve el buen vocabulario y el respeto hacia la autora y/o los demás lectores.
¡Muchas gracias!
Bienvenid@