13 de agosto de 2007

San Maximiliano Kolbe

Este hombre, fue sin duda un personaje cuya historia me asombró, se trata de un sacerdote católico que fuere internado en el archi conocido campo de concentración de Auschwitz, tiene una historia de vida hermosa un gran hombre, pero la parte más impactante de su historia fue la vivida en el campo y se puede resumir así: Maximiliano fue llevado al campo de concentración como muchos otros seres humanos de la época, se le internó en el bloque número 14 junto con otros hombres, que relatan como éste siempre tenía una palabra esperanzadora para ellos, un día los prisioneros de dicho bloque salieron a sus labores diarios y uno de ellos escapó, lo que vino después era de esperarse, el comandante anunció que si el fugitivo no aparecía 10 prisioneros del bloque escogidos al azar serían enviados a las "celdas de hambre", el castigo más temido en el campo, por cuanto los prisioneros eran abandonados en estas celdas y se le suprimían alimentos y bebidas por completo, sólo eran sacados de allí una vez que habían fallecido.

Luego del mencionado anuncio y después de que todo el bloque estuviera un día completo sin comer, el comandante confirmó su anuncio y procedió a seleccionar a los diez prisioneros que sufrirían el martirio, entre ellos estaba F. Gajownieczek quien imploraba que se le dejare vivir porque tenía hijos y esposa que lo esperaban, el sufrimiento de este prisionero era tal que el padre Kolbe solicitó al comandante tomar su lugar en la celda, petición que fue aceptada por éste ante el asombro de todos, por cuanto la reacción normal hubiera sido enviarlos a ambos a la misma. Así fue que el padre fue llevado junto con otros nueve prisioneros a la celda de hambre, en donde los prisioneros que anotaban los números de los muertos atestiguan que el mismo se encontraba totalmente en paz.

El padre resistió tres semanas sin ninguna clase de alimento, en una celda mínima, desnudo y viendo morir a sus compañeros, quienes imploraban a los guardias diariamente por un poco de comida, recibiendo a cambio burlas y carcajadas, en algunas ocasiones incluso los reclusos estaban tan debilitados que con una patada de algún guardia fallecían. Se cuenta además que el bote de excrementos de la celda estaba vacío, haciendo presumir que la sed de los prisioneros era tal que bebían su propia orina.

Finalmente y después de tres semanas, ante el increíble aguante de el padre y tres compañeros más, el oficial de las SS que estaba a cargo de las celdas de hambre, mandó a llamar al criminal Boch, quien los asesinó a todos inyectándoles ácido fénico (antiséptico) por vía intravenosa...se cuenta que de todos los prisioneros de dicha celda, sólo el padre Kolbe falleció con una expresión en su rostro que reflejaba una profunda paz.

Como podrán ver la historia es mucho más que asombrosa, ya que el último sacrificio que puede hacer un ser humano es entregar su vida por otro, más aún si se trata de un desconocido, de hecho la historia estuvo rondando el campo de concentración por mucho tiempo y se dice que hasta los mismos SS se referían al padre como un caballero por su sacrificio. Finalmente amigos, este es un resumen lo más corto posible de algo que quería compartir con ustedes, pero les invito a conocer la historia del padre con detalles haciendo click aquí.

11 comentarios:

Curiosa dijo...

Hace como un año lñei su historia y me impactó. Una nobleza increible. Hace unos dias fue su dia, por cierto.
Por él reza el dicho de que los amigos dan la vida por sus amigos.

Natisla dijo...

Wow amiga! esa historia es muy impresionante. Personalmente, las historias de la segunda guerra muendial, me causan bastante interes, aunque muchas de ellas me cueste leerlas por lo horrible del sufrimiento humano!!
Esta es una linda forma de seguir recordando a las personas
Besos

Miguel Pinto dijo...

Muy interesante, impresionante e inspiradora la historia de Maximiliano Kolbe.

Un abrazote y que estés bien

★ Gabriela ★ dijo...

Guaoooo que historia no???
Mira q pasar tanto tiempo sin alimento...voy al link q recomiendas para seguir leyendo...un saludo.

Erwin García dijo...

Qué sacrificado y que dichoso. He leído justamente que en los sacrificios, perseverancia y la templanza es donde se consolida la fe.Un abrazo.

Lycette Scott dijo...

Curiosa me imagino que por su día fue que pasaron el programa que ocasionó que me pusiera a buscar su historia.
Natisla Sí vale a mi me sucede lo mismo...son demasiado fuertes estas historias.
Migue Bienvenido de las vacaciones...la historia sumamente impresionante.
Gabriela Vaya es muy buena e interesante su historia.
Erwin Así mismo dicen.. Un abrazo y bienvenido

El Zord dijo...

Es impresionante adonde puede llegar la convicción, la valentía y la buena voluntad de un hombre... Excelente historia.

P.D. Gracias por tu comentario. Sí escribí la poesía... lo que hace un broken heart jajajaja.

ElPoeta dijo...

Bella historia, Negrita linda. hay personas cuya capacidad de amor y sacrificio es asombrosa. Un beso,
V.

MANDALAS POEMAS dijo...

Hola, mil gracias por tu visita y por tu comentario.


Un beso y un abrazo,

Víctor

La LLama Violeta dijo...

definitivamente no somos nadie frente a estas vivencias...

saludos violetas y feliz fin...

Lycette Scott dijo...

Zord Oye pero ese corazón roto te inspira bastante.. Un abrazo.
Poeta Sí señor, yo leí estoy me parecía mentira.
Mandalas Nada que agradecer.
Llama Exactamente mi amiga.

Publicar un comentario

Este es un espacio libre, en el cual puede expresarse a gusto y placer, por favor, conserve el buen vocabulario y el respeto hacia la autora y/o los demás lectores.
¡Muchas gracias!
Bienvenid@