25 de febrero de 2010

Orca asesina a su entrenadora en Sea World

El día de hoy la noticia de que una Orca de Sea World en Orlando atacó a su entrenadora ha causado revuelo a nivel mundial. En términos generales las personas que han tenido acceso a la noticia se encuentran "asombradas" por llamarlo de algún modo.
Lo que se ha podido conocer oficialmente y a través de algunos testigos, es que la ballena tomó a la entrenadora por la cintura, la sacudió varias veces y terminó por ahogarla. Según una testigo, el acto se vió extremadamente violento.
En mi opinión es comprensible que algo como esto impacte a aquellas personas que hayan presenciado el hecho, sin embargo, no es de asombrarse que suceda un evento de este tipo. Cuenta un dicho del argot popular que "no hay animal tan manso que atado no se irrite", pues bien no me cuesta nada imaginarme el estado de estrés e irritación en el que viven estos pobres animales, capturados en muchos casos sólo para el entretenimiento del ser humano y, por supuesto, para el lucro de los dueños del parque. Considero que es un acto terrible y abominable, apartar a estas ballenas de su hábitat natural, mantenerlas en unos estanques extremadamente pequeños (en realidad cualquier espacio para un animal de este tipo ha de ser pequeño si tenemos en consideración la extensión de los mares en la tierra) y adicionalmente forzarlas a hacer el ridículo en estos shows de entretenimiento.
No puedo decir que me alegra lo sucedido, pero tampoco me asombra o molesta, pienso que es una consecuencia natural de la situación misma que, en todo caso, también ha podido constituir un simple juego del animal a quien se le pudo haber pasado la mano de fuerza (considerando su tamaño y peso), porque es bien conocido que la orca no es agresiva por naturaleza, por el contrario son animales extremadamente inteligentes que suelen atacar únicamente en situación de caza (no es común que ataquen por gusto) y tienen la particularidad de mantener una dieta estricta, cualquier cosa que se salga de su menú, sencillamente no les interesa. De hecho, según tengo entendido, hasta ahora no se conoce ningún caso de orcas que hayan asesinado a seres humanos, al menos en cuanto a las que se encuentran en su hábitat natural.
Finalmente, concluyo diciendo que si bien es lamentable el incidente ocurrido, se debería tomar esto como un impulso para liberar a estas ballenas, establecer algún plan de readaptación (como se hace con otros animales) y retornarlas a la vida salvaje, al mar...único lugar en el que deben estar porque a él pertenecen.

4 comentarios:

ElPoeta dijo...

Hola. Quiero disculparme porque últimamente apenas tengo tiempo para pasarme a leer y comentar en los blogs de los amigos, entre otras cosas, porque ando embarcado en un proyecto solidario. De eso precisamente trata la última entrada de mi blog. Agradecería que le echaras un vistazo, así que para hacerlo más fácil, te dejo marcado el camino:
Crónica del Viento: Tú puedes ayudar
Abrazos y besos,
V.

Mariel R.a dijo...

total y rotundamente de acuerdo contigo liz... por eso yo deje de ir CIRCOS, estanques, terrarios,zoologicos y cualquier otra forma en que los animales sean un espectáculos para los humanos... es como lo que le paso a sigfried y roy... solo ruego a dios que no vallan a cometer la estupidez de sacrificar a la ballena

Jorge Luis Jaimes dijo...

Hola, es un honor para mi estar aquí, vengo a dejar mi huella y dejar un regalo para ti, ven a mi blog a buscarlo es mi 3er aniversario y quiero que seas parte de el, he querido rendir tributo a todos ustedes por siempre estar acompañandome en mi blog.
Gracias, y ven a buscar tu premio.
Jorge L.

Oswaldo Aiffil dijo...

De cualquier modo es una lástima lo que pasó. Y una enseñanza para todos. Es muy probable que esa entrenadora amara a esa orca, como nadie. Yo he presenciado alguno de esos entrenadores y la químicas que hay entre los animales y ellos es única. Aunque no justifico el cautiverio, entre ambos llega a existir una compenetración total...hasta que ocurren estos casos...besos Liz!

Publicar un comentario

Este es un espacio libre, en el cual puede expresarse a gusto y placer, por favor, conserve el buen vocabulario y el respeto hacia la autora y/o los demás lectores.
¡Muchas gracias!
Bienvenid@