1 de abril de 2012

Te seguiré amando


Haré silencio y en la soledad, 
te seguiré amando todo este día.


Que sea mi mente un lienzo en blanco,
hastiado ya mi corazón de recordarte,
harta el alma de vaciar memorias de tí
por todas partes.

Te he regado por las calles,
en las ciudades de tres continentes,
en las caras, en las manos, 
en todos los lugares 
por los que ha paseado mi mente.

¿En qué momento conjuraste mi amor
a la eternidad del gesto de tu mano pequeña?
Qué palabras derramaste alegremente
en una noche de luna dispuesta a complacer caprichos,
para que mi alma no hallara sosiego,
sino en tu cuerpo.


Bendita hora aquella en la que tu placer
se abrió a mis brazos
para regalarme la ilusión vana de poseerte.
Cuántas veces pediste amor al cielo
para que mis manos te escribieran
miles de versos.

¡Silencio! 
déjenme sentir por un instante,
regalarme la ilusión de una memoria vívida
como una experiencia casi real.
Que no invada el ruido, 
la melancolía de mi sangre 
derramada en cada latido en el que faltas.


Cuántas lágrimas más harán falta,
en qué experiencias he de olvidarte sin retorno, 
cómo he de convocar tu presencia ahora.

¿Alguna vez vendrás?
Que me responda la lluvia,
sin evocar aquella vez que estuviste en mí
al ritmo de su presencia.
Que tu cuerpo desnudo 
deje de ser una ilusión del silencio,
una añoranza del deseo.

¡Déjenme llorar! 
expulsar la tristeza como petróleo
porque tú estás allí, 
en esa misma ciudad
en la que hoy llueve aquí sin tí. 
Tu pensamiento agotado en quehaceres mundanos
buscando una gota de felicidad.

¡Ven amor! 
Aquí está tu elixir de alegría,
brotando por todas partes
como agua que emana de las nubes.

Me sentaré en silencio, llamándote,
dejaré que mi soledad se haga una contigo,
y aunque tal vez nunca te enteres,
yo seguiré amándote todo este día.


LYCETTE SCOTT

4 comentarios:

Carmen Sardinha Ascanio dijo...

Wow!!! No te conozco, pero cada una de tus palabras expresa mi actual sentir. Que sigan saliendo de tus manos palabras que embriaguen el alma y lleven a soñar corazones que no saben, como tú, expresarse...
Gracias por validar este amor que ahora siento y que debo en silencio mantener...

Lycette Scott dijo...

Hola! Mucas gracias por esas hermosas palabras, de tu boca a oídos del ser supremo.
Feliz noche

Rodolfo Camargo dijo...

Soberbio este Poema , Me encanto !

Lycette Scott dijo...

Rodolfo, muchísimas gracias.
Saludos y bienvenido por aquí

Publicar un comentario

Este es un espacio libre, en el cual puede expresarse a gusto y placer, por favor, conserve el buen vocabulario y el respeto hacia la autora y/o los demás lectores.
¡Muchas gracias!
Bienvenid@