3 de marzo de 2012

Nos encontraremos por casualidad


Me encontraré contigo por casualidad,
en alguna calle o en algún bar,
irás distraidamente de la mano de algún hombre u otra mujer, 
nos saludaremos como dos viejos conocidos
de esos que con el tiempo pierden el verbo
 y los asuntos comunes para compartir.



Yo miraré tus ojos como antaño,
 buscando en ellos aquel brillo, 
 el siempre presente sútil destello,
 la mirada de luz y felicidad,
 los encontraré vacíos y me entristecerá
 recordar que la vida te ha tratado mal. 



Cruzaremos un par de palabras y seguiré mi camino
 con paso rápido hacia cualquier lugar, 
 recordaré tu silueta, tu mirada de tristeza
 y pensaré sin confesarle a nadie:
 por ahí pasó la mujer a la que yo quise bien.



Antes de que el reloj marque otro minuto, 
 te habré olvidado sin compasión,
 seguiré recorriendo caminos nuevos 
 que me lleven a cuerpos insospechados,
 donde las miradas besen 
 y las sonrisas destellen amor.



Tú seguirás andando como si nada,
 aunque en tu corazón se produzca un brinco
 que no confesarás jamás,
 algún día, quizás con descuido, 
 leerás mis páginas con atención
 y añorarás a aquella mujer que te supo amar, 
 pero tampoco a nadie se lo dirás. 



En algún momento recordarás 
 el último encuentro sin sospechar, que tu ilusión se alimentará
 con un escenario imaginario de un reencuentro 
 que no pasará.



Bajarás la mirada, vacía ya,
cuando entiendas que pasado el tiempo
 tendrás deseos incontrolables de volverme a tener
 y no será posible porque yo estaré
recostada en los brazos de otra mujer,
que me brinde un amor del bueno como los de ayer.



Te preguntarás intrigada,
 de quién son las letras que escribo esta vez
 y lamentarás no haber sido quien pudiste ser. 



Llorarás entonces, sin decirle a nadie,
 que de cuando en cuando abres mi libro
 para recordar tristemente,
 aquella lejana hora en la que yo te amé. 

Deseando que alguien te brinde un amor tan grande 
 como aquel que algún día yo puse a tus pies.



Published with Blogger-droid v2.0.4

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Este es un espacio libre, en el cual puede expresarse a gusto y placer, por favor, conserve el buen vocabulario y el respeto hacia la autora y/o los demás lectores.
¡Muchas gracias!
Bienvenid@

Publicar un comentario